¿Qué pinto en este mundo?

Cuando tenía diez años me gustaba escuchar la música rap, bailaba break-dance y poco después empecé a pintar graffiti. Al principio me gustaba escribir por las calles como una pequeña gamberrada, algo que se suponía que en unos días o meses yo iba a dejar, como si de una cosa pasajera se tratara. Sin embargo, un día le siguió a otro y otro mes a otro mes, y lo que se suponía que era esporádico comenzó a ser cada vez más intenso, pasando a ser todo un estilo de vida. Cada semana tomaba mis botes de pintura para salir a pintar. Así transcurrieron muchos años, hasta que llegó un momento en mi vida en el que, aunque aparentemente todo estaba bien, había un asunto que me daba miedo. Comencé a preguntarme: “Si hoy muero, ¿dónde iría?”. Y es que sentía un vacío en mi corazón que nada podía llenar.

dollar seth - delirante.org

La realidad de cada joven es que uno puede estar acompañado de gente, pero realmente sentirse solo. Otra realidad es que muchas personas, tengan fama o no la tengan, tengan dinero o no lo tengan, se esconden tras sonrisas, pero con mucho dolor dentro. Son caretas que engañan a muchos, pero no a Dios. Y esto es lo que a mí me ocurría. Mi vida tenía una máscara de felicidad, pero por dentro no era así. Aunque parecía que estaba contento, realmente no lo estaba. Necesitaba algo que de verdad cambiara mi vida, y eso ocurrió una noche de verano, con c

asi 18 años. “¿Cómo fue eso?”, estarás pensando, ¿verdad? Aquella noche acudí a una reunión de jóvenes y me hablaron del amor de Dios. Allí tuve una experiencia real con Dios. Lágrimas caían por mi mejilla cuando entendí que él, Jesucristo, me amaba y que sufrió por mis culpas y por mis pecados para que pudiera disfrutar de la vida, como lo hago hoy. Mi vida dio entonces un giro 180º. Hazte hoy esa pregunta: “¿Estoy viviendo en paz? ¿Tengo esperanza? ¿Como estoy viviendo? ”.

Como dice Jesús en La Biblia: “¿Qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?”. Puede que seas el más cañero pintando, bombardeando, pero lo que realmente necesitas es conocer a Jesús. Él es la única esperanza para tu vida, el único camino y la única verdad. Probablemente tendrás un seguro para tu moto, para tu coche, para tu casa, para tu salud, pero no puedes esperar más para tener el seguro más importe: La salvación de tu vida. Y es que sólo Jesús te puede salvar y llenar tu corazón como lo está haciendo en muchos otros como Run-Dmc, Kuris Blow, Mister Del, Fermin IV... No lo dudes, Dios tiene un plan para tu vida. Hoy día sirvo a Dios en una iglesia en Alicante, estoy casado y puedo decir que Jesús cambió mi vida y que ha llenado mi corazón.

Por Seth V. "Dolar". Adaptado por Delirante.

Dejar una respuesta