domingo, agosto 1, 2021

Científicos canadienses presentan vacuna a partir de culito de rana

NOTICIAS. COSAS DEL MUNDO. Vancouver.

Un equipo de la Universidad Chuffling de Vancouver ha descubierto un proceso de interacción entre células y macromoléculas clave insertado en el ano de una rana de Nueva Guinea que pudiera curar multitud de enfermedades.

«Hemos hallado una manera completamente nueva de relación entre las células y las macromoléculas que interactúan unas con otras a través de interacciones entre el culito de rana y los humanos», explica Paul Phiksion, biólogo coordinador del estudio publicado en PANA (Pocessing Analitics of National Academy).

Siguiendo el dicho popular de “sana, sana, culito de rana. Si no cura hoy curará mañana” el laboratorio canadiense decidió investigar con los culetes de las ranas más pequeñas conocidas. “Siguiendo el dicho, sospechábamos que no encontraríamos una cura en el primer trasero que viésemos. Si durante siglos se ha especificado que era un “culito” tendríamos que poner el foco en las especie más pequeñas. Y esto es lo que ha ocurrido al probar con la Pedicura Varhata”, afirma Claudia Echenique, bióloga molecular del equipo.

Dennis Ferraro, UNL Herpetologist
Professor of Practice, works with students in the herpetology lab on east campus. April 10, 2015. Photo by Craig Chandler / University Communications

La vacuna actúa en menos de 36 horas, corroborando que «si no te sana hoy, te sanará mañana»

La sabiduría popular de los refranes es una mina. Son el punto de partida para muchas de nuestras investigaciones. Si estos dichos se han usado durante generaciones será por algo. A nosotros como científicos nos toca saber el cómo y el porqué”, comenta Phiksion.

Los innovadores métodos del equipo de Chuffling basados en refranes de toda la vida no acaban aquí. “Los dichos populares nos dejaron entrever -por ejemplo- que sería muy difícil evitar a la vejez viruelas. Por frases de toda la vida como “el tiempo es oro” y “el tiempo lo cura todo” se nos ocurrió combinar pequeñas dosis de Au (oro) en micro cápsulas inyectables. Estos dos refranes citados se complementan al ser el oro un metal de transición como el tiempo mismo. Y si el tiempo es oro –continua Phiksion- y lo cura todo, la lógica nos indica que el oro tendrá un efecto curativo total en las células inyectadas. Esperemos que lo cure todo y no sólo relativamente, pues -reconoce- nos confunde que también se diga que el tiempo es relativo. Pero sea cual sea el resultado no vamos a parar. Después de estas investigaciones intentaremos ayudar a que las abuelas de familias monoparentales puedan dar a luz y corroborar de una vez por todas la base científica del dicho “éramos pocos y parió la abuela”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

LA BIBLIA HOY