Una respuesta al nuevo ateísmo

¿Puede hacer daño la religión moderada? ¿Y el ateísmo?

Este artículo es la parte 2 de 3 respuestas al nuevo ateísmo, especialmente al documental The Four Horsemen [i] (Los cuatro jinetes), un diálogo entre Richard Dawkins, Daniel Dennett, Cristopher Hitchens y Sam Harris. Estos 4 jinetes del ateísmo son los autores antirreligiosos más populares del siglo XXI. El término "nuevo" destaca una mayor beligerancia contra las religiones respecto a ateos anteriores.

Parte I: ¿Ateísmo brillante o fundamentalista? Parte III: Científico vs. creyente y Fe atea.

¿Propicia la religión moderada el terrorismo fundamentalista?

Estos cuatro jinetes del nuevo ateísmo tienen razón en muchas de sus críticas a las religiones. Pero decir que la religión moderada debe ser combatida porque propicia el terrorismo religioso o el fundamentalismo opresivo es una lógica errada y peligrosa que además se vuelve en contra de su propio ateísmo.

En el artículo anterior ya vimos cómo estos populares referentes del ateísmo no conocen nada bien las bases del cristianismo que tanto critican. Así que, como punto de partida, estos autores no son los más indicados para definir qué es eso del cristianismo moderado.

En segundo lugar, ¿De qué religión moderada hablamos? “De todas”, suelen decir los nuevos ateos. Pero como cristianos afirmamos que nuestra religión es la persona de Jesucristo, quien revolucionó su tiempo con la no-violencia. Así que afirmar que las enseñanzas de Jesús pueden propiciar matanzas es un disparate por mucho que se haya usado el nombre de Cristo para el mal a lo largo de la historia. El mismo Richard Dawkins llegó a reconocer que “no hay cristianos, hasta donde yo sé, volando edificios. No estoy al tanto de ningún cristiano bomba suicida. No conozco ninguna denominación cristiana que crea que el castigo por apostasía es la muerte [1]”. Como vemos, que alguien tan radicalmente anti-religioso como Dawkins afirma no conocer a nadie con este perfil entre los 2000 millones de personas se auto denominan cristianas es algo que dice bastante.

Hasta tal punto es evidente que Jesús prohíbe la violencia que Hitchens critica al cristianismo por su excesiva anti-violencia. Hitchens desea que “[los yihadistas] sean extirpados. Reconocer la necesidad de destruir al enemigo para sobrevivir. No me interesa lo que piensan. Sólo me interesa mejorar los métodos para destruirlos [2]”. Resulta paradójico que Hitchens pida desesperadamente la aniquilación total de los bárbaros actuales y que en otras ocasiones arremeta contra el Antiguo Testamento por una acción similar de los hebreos contra lo que sería "el ISIS" del año 3.400 a. C., los sanguinarios canaanitas [3]. Aparte de la contradicción: ¿Es serio criticar una acción militar de hace varios milenios desde valores actuales occidentales? ¿Y en qué quedamos? ¿Usamos la violencia contra el terror o no la usamos? No todo es blanco y negro, y menos aún cuando el mal humano se abalanza contra los nuestros en la vida real.

La propuesta atea de realizar una especie de guerra preventiva contra la religión moderada es cruel por muchas razones. Una de ellas es que bajo esta idea podríamos condenar a cualquier persona, pensamiento o amplios colectivos desde el mismo momento en el que otros malinterpreten o tergiversen sus palabras al relacionarlos con un mal. Conceptos como libertad o justicia, por ejemplo, son continuamente usados como bandera para matar u oprimir. Así que según esta premisa del nuevo ateísmo cualquier ideología moderada debería erradicarse ya que no existe ningún aspecto noble que jamás se haya pervertido. Nada sobreviviría.

La idea de combatir la religión moderada por su supuesto peligro potencial sería además un obvio boomerang contra el ateísmo mismo. Basta observar las últimas masacres cometidas por ateos contra creyentes desde el odio a las religiones [4]. Y esto no ocurre en la Edad Media sino en nuestro Occidente del siglo XXI ¿Y hasta qué punto el virulento discurso antirreligioso ha podido influir en estos asesinos llenos de odio hacia lo religioso? Apelando a la premisa de los cuatro jinetes: ¿Pediremos que se combata el ateísmo moderado? ¿O al menos el ateísmo agresivo? ¿Están dispuestos los nuevos ateos a ser coherentes y tomar de su propia medicina? Me temo que no.

El abuso de ejemplos negativos extraídos del inabarcable mundo religioso por parte de los nuevos ateos no sólo constituye una dialéctica falaz sino que alimenta la fobia social hacia quienes no piensan como ellos. Fomenta el rechazo hacia los religiosos ignorando que las generalizaciones negativas son el germen del odio y las guerras.

Y ya puesto a combatir ideologías moderadas, también podríamos arremeter contra el mismo Dawkins como científico, pues sin la ciencia moderada nunca habrían existido las bombas nucleares o el cambio climático. Por ejemplo.

El biofísico y teólogo en Oxford, Alister McGrath, afirma que “una de las ironías más grandes del Siglo XX es que muchos de los actos de homicidio, intolerancia y represión fueron cometidos por quienes pensaron que la religión era homicida, intolerante y represiva procurando erradicarla de la faz de La Tierra como un acto humanitario”.

Por desgracia, la perversa tesis impulsada por estos cuatro jinetes nos ayuda a entender en parte que los cristianos sean hoy el colectivo más perseguido del planeta [5]. (NOTA: Sería genial que tantos críticos actuales con La Inquisición o aberraciones medievales mostraran un interés similar en denunciar la masacre actual de cristianos, sobre todo porque con los perseguidos de hoy sí se puede hacer algo).

matanzas odio religioso00

El mal cometido por ateos ¿Y ese no cuenta?

Conozco a ateos que son mejores personas que yo. Pero hay 3 hechos objetivos: 1) Existen ateos que matan por odio religioso. 2) El cristianismo de Jesús prohíbe matar y 3) El ateísmo carece de freno moral por sí mismo. Es decir: Que un universo sin propósito no nos puede decir qué está bien o mal. Son hechos objetivos.

Mientras que cualquier patología de cualquier persona religiosa les vale a los cuatro jinetes para criticar a las religiones, su premisa cambia radicalmente cuando se examina el ateísmo: Cuando es un ateo o agnóstico quien mata o abusa -dicen estos ateos- la cosmovisión atea del asesino no tendrá nada que ver con su crimen… Así que ¡Vaya! ¡Jaque Mate a los cristianos! ¡El ateísmo nunca hará malas personas y el cristianismo sí! así que se acabó el debate (modo irónico). Pero es evidente que está lógica tiene trampa ya que cualquier cosmovisión que tengamos sobre la vida afecta a nuestros actos y, por tanto, a quienes nos rodean. A algunos les afectará de forma más obvia y a otros menos, pero afectará. Ya sea que creamos que debemos amar a nuestros enemigos o -como dice Dawkins- que somos producto de un universo en el que “no hay propósito, no hay mal ni hay bien; nada, excepto una indiferencia ciega y sin misericordia [7]”. Así que debemos admitir que existe cierta coherencia en que haya ateos que se pregunten: ¿Por qué debería ayudar a los desfavorecidos si no me apetece? ¿Quién me obliga a no aprovecharme de los demás si hacerlo me beneficia y me hace feliz?

La ausencia de freno moral la vemos todos los días en estafadores, violadores, políticos corruptos, ladrones, asesinos… etc… que no creen en ningún Dios al que deban dar cuentas. Que hay hipócritas religiosos está claro. Pero más claro aún, como dice el Nobel Czeslaw Milosz, que "hoy el verdadero opio del pueblo es creer que no existe nada tras la muerte. Vivir con el consuelo de que todo nuestro mal, nuestra codicia no serán nunca juzgados [6]". La cosmovisión atea no ofrece una base moral que impida abusar de otros. Y ojo. Ya dijimos que esto no significa que los ateos no puedan ser buena gente. Pero la buena ética del ateo vendrá por otras vías (como el trasfondo cristiano occidental o su educación, por ejemplo), y no del ateísmo como tal. El ateísmo no dice nada acerca de por qué debemos ser pragmáticos o por qué nos viene bien tener leyes para no matar, etc. El ateísmo es ajeno a cualquier justificación última para una bondad o moralidad social de mínimos obligatoria. Ser ateo y asesino no es incoherente. El ateísmo niega a Dios y ya está. No te obliga a ser malo... ni bueno. Sin embargo, Jesús sí establece una base moral para el bien y el mal. Él, fundador del cristianismo, nos dice que no hagamos mal sino el bien a todos. El amor es para Cristo una obligación moral.

“Librepensadores” que rehuyen de un análisis lógico y equilibrado

Imaginen que yo dijese que estoy dispuesto a analizar racionalmente el ateísmo sin tener en cuenta nada bueno que éste produzca. Cualquiera me diría que soy un fanático o algo peor ¿Verdad? Pues es exactamente lo que Daniel Dennett dice de las religiones [8]. Reconoce aspectos buenos de las creencias pero no está dispuesto a incluirlos en su análisis. Y los otros tres jinetes parecen conformes. Pero, ¿No es paradójico que esta oda al subjetivismo venga de quienes nos animan a ser críticos con todo?… con todo…  con todo lo que ellos eligen criticar, claro. Pero ¿Se imaginan que yo pidiera la eliminación de toda ciencia señalando solo sus errores y horrores?... Y desde luego no faltarían casos concretos bestiales: Nagasaki, Hiroshima, Chernóbil, farmacéuticas abusivas, cambio climático, y un largo etc. Pero la mayoría de nosotros concluiríamos que no sería justo eliminar la ciencia porque también existe una ciencia muy bien aplicada. Y ni siquiera estos ejemplos son correctos para ilustrar nuestro debate porque las críticas al cristianismo de los cuatro jinetes rara vez representan al cristianismo de Jesús. No serían errores del cristianismo sino del anti-cristianismo que tanto se denuncia en La Biblia. Sin embargo, los desastres nombrados sin son aplicaciones de la ciencia.

ciencia-y-fe-falso-conflicto

Resumiendo: Los sorprendentes y falaces principios de los cuatro jinetes para su supuesto análisis crítico de la religión y el ateísmo son los siguientes:

1) Nada malo que hagan los ateos es válido para criticar el ateísmo. Estar convencido de que no existe un propósito para la existencia ni una moral objetiva de obligado cumplimiento no afectará en absoluto al mal que uno haga.

2) Sí valdrá como argumento racional cualquier disparate de cualquiera que se considere cristiano (hay 2000 millones en el mundo) para condenar el cristianismo de Cristo como un todo. No importa si el ejemplo que ellos critican representa exactamente lo contrario de lo que Jesús hizo y enseñó.

3) Los nuevos ateos no incluirán en este análisis preocupado por la verdad y los hechos nada bueno ni nada que refleje el cristianismo enseñado realmente por Jesús.

A usted, lector, ¿Le convence esta lógica argumentativa del autodenominado ateísmo brillante? ¿Les parece racional y ávida de objetividad? Juzguen ustedes.

Tampoco es casualidad que estos cuatro jinetes provengan de países de origen cultural cristiano. La alfabetización, la libertad de expresión y el pensamiento crítico individual fueron de la mano del acceso libre y sin intermediarios a La Biblia ¿O acaso Jesús no puso en cuestión su mundo? ¿No hacía preguntas en público para que todos pensaran por sí mismos? ¿No cuestionó con preguntas a los abusadores y jerarcas religiosos? ¿No cuestionó también a los antirreligiosos?

Concluimos citando un análisis publicado por la Universidad de Oxford acerca de 100 estudios sistemáticos que examinaron la relación entre religión y bienestar que mostraron lo siguiente [9]:

  • 79 reflejaron al menos una correlación positiva entre implicación religiosa y bienestar
  • 13 no encontraron una relación clara entre religión y bienestar
  • 7 encontraron relaciones mixtas o complejas entre religión y bienestar
  • 1 encontró una relación negativa entre religión y bienestar

Vemos que la visión radicalmente dañina de la religión del nuevo ateísmo aparece solo en el 1% de los resultados experimentales mientras que el 79% otorgan inequívocamente una correlación beneficiosa entre fe y bienestar. Estamos seguros que esa correlación negativa del 1% no coincide con una visión correcta del Jesús de los evangelios sino con una distorsión del mismo o con otras religiones. Quienes aquí escribimos damos fe de los beneficios del evangelio en nuestra vida y en quienes nos rodean. Personas que reciben bien incluso siendo nuestros enemigos y sin que sepan que lo hacemos por causa de nuestra fe. Por amor a Dios y al prójimo. Como Cristo nos enseñó.

Por Delirante.org

Más respuestas a Los cuatro jinetes en: Parte I: ¿Ateísmo brillante o fundamentalista?  Parte II: Científico vs. creyente y Fe atea.

[1] The Four Horsemen, Coloquio organizado por RDFRS, grabado por Josh Timonen. 30/04/2007.Con subtítulos en español en: https://www.youtube.com/watch?v=tS_MT79m4Vw

[1] The Times, Scandal and schism leave Christians praying for a ‘new Reformation. Entrevista a Dawkins, por Ruth Gledhill. 02/10/2010

[2] The Four Horsemen (Los cuatro jinetes). 1 h. 10´01”

[3] Delirante.org, Guerra y violencia en el Antiguo Testamento.

[4] EFE 06/11/2017. Ateo confeso mata a 26 personas en una iglesia de Sutherland Springs. La Voz de Galicia 11/02/2015. Un ateo fanático mata a tres estudiantes musulmanes; El Pais 18/06/2015. Un hombre mata a nueve personas en una iglesia en Charleston; El Pais 04/10/2016. El asesino de cinco niñas en Pensilvania: "Estoy lleno de odio contra Dios. El Mundo 02/10/2015. El autor de la matanza de Oregón sólo mató a quien confesaba ser cristiano

[5] Europa Press, 215 millones de cristianos en el mundo sufren persecución alta, muy alta o extrema, 11/01/2017

[6] Czeslaw Milosz, The Discreet Charm of Nihilism, _New York Review of Books, 19 Noviembre, 1998

[7] Richard Dawkins, River out of Eden: A Darwinian View of Life , London: Phoenix, 1995,  p.133

[8] The Four Horsemen (Los cuatro jinetes). 1. 44:00”

[9] Koenig, H.G., and Cohen, H.J. The Link between Religion and Health: Psychoneuroimmunology and the Faith Factor, Oxford: Oxford University Press (2001), p. 101. Para otros trabajos sobre este punto, véase Miller, W. R., and Thoreson, C.E. ‘Spirituality, Religion and Health: An Emerging Research Field’, American Psychologist (2003) 58, 24-35; Galanter, M. Spirituality and the Healthy Mind: Science, Therapy, and the Need for Personal  Meaning, Oxford: Oxford University Press (2005). Tomado en español de Alister McGrath  ¿Ha matado la ciencia a Dios?, Documento Faraday nº 9, Cienciayfe.es. Publicado originalmente por Faraday Institute for Science and Religion (Instituto Faraday para la Ciencia y la Religión), 2007, trad, 2011

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.